jueves, marzo 12, 2009

Bestialidades II

T. entró al metro junto a mucha gente, la mayoría hombres. Estaba acostumbrada a la agresividad sexual en el subterráneo, en la calle, en todas partes. Pero se enojaba mucho cada vez que recibía un piropo malsano o vulgar, no le gustaba en lo más mínimo. Pensaba que estos hombres, sabía que no todos lo hacían, sufrían de una ignorancia profunda y una represión sexual mocha y absurda en sus hogares, desde su niñez hasta en sus últimos años. Se enojaba, pero no tanto, trataba de entenderlos: no era su culpa ser nacos y estúpidos. El sentimiento de inferioridad, la falta de identidad, la religión, la educación, los medios masivos, la política les imponía esa personalidad, era su único mundo conocido. Inlcuso llegaba a sentir lástima por ellos y con mucho esfuerzo lograba tranquilizarse.
Por otro lado, el papá de T. la llamó puta frecuentemente conforme pasaban los años de su niñez última, su pubertad, su adolescencia y su juventud temprana, hasta que lo mandó a la verga, como solía decir después de dos cervezas o encarrilada en el tema. T. se convenció que cualquier cosa que hiciera con un hombre podría ser juzgado como hecho por una puta. Luego decidió que se llevaría con los hombres como se llevan entre ellos y sin darse cuenta, en la adolescencia, se rodeó con puros amigos. Tomó clases de Sho to kan y Kick boxing. Hablaba como hombre y actuaba como tal. Además de que le encantaba estar cerca de ellos: de repente se cogía, se fajaba, se besaba o, tan sólo, coqueteaba con alguno. Superó la violencia medieval profesada por su padre.
T. entró al vagón y, empujada por los de atrás, terminó en las puertas de enfrente. Por suerte no quedó apachurrada, pero sí estaba pegada a un tipo desagradable. T. sintió la mala onda del tipo, le dio desconfianza su cercanía y sus movimientos. Se alejaba de él y éste se acercaba. Le dijo que no se acerque, que qué le pasaba. El tipo se enojó, le dijo "ay, ni que estuvieras tan buena" y se pasó una mochila, la tenía a la espalda, para adelante y así no tocarla. T. quedó frente a frente con el tipo, sólo los dividía la mochila. Ninguno de los dos podía moverse por tanta gente que había en el vagón. De repente, T. sintió un dedo que le rascó la vagina. Tenía una falda larga y de tela ligera que el tipo levantó con facilidad y rapidez. Le tocó con fuerza el entrelabiado, se enganchó como anzuelo en el pez. Se dio cuenta que era el mismo hombre, había pasado su mano por debajo de la mochila. T. casi se desmaya de la impresión tan desagradable e indigninante, pero tomó fuerza, miró con rabia al tipo y, con furia en los ojos, le dio un puñetazo en el pecho, casi le detuvo el latido del corazón. Cuando se recuperó el psicópata, el criminal, para colmo, empezó a decirle de cosas: "pinche vieja loca. No te hice nada, ni que estuvieras tan buena." Y mientras el tipo decía sus cosas, T. se asustó porque nadie hacía nada, el vagón se encontraba lleno y nadie hizo nada, ni miraban la escena. El tren llegó a al estación y T. salió con fuerza sin antes golpear otra vez al violador y asesino en potencia.

8 comentarios:

LUZ ENCO dijo...

Pbre Tomasa.

Anónimo dijo...

AAaaaa te econtre esque estuvo dificil porque te cambiaste de nombre joto. si me habian dicho que seguias con tu rollo de escritor pero no pensba que estubieras martirisandoa los demas con tus porquerias. sigues de mariconzote? o sigues atacando chichis y nalgas, nunca supiste coger ni tanta pornografia te ha servido, preguntalo no debo ser la unica. sigues agarrado al dinero de los demas pa tus vicios o ya te conseguiste algo. seguro sigues en casa de tu papito, ya son novios tu y el?
aqui es un alibio que no estes pero me dijeron que te vieron hace poco. a que vienes,a decirle a la gente que esta abjo de ti, pedazo de caca.
no tengo porqueria de blog por eso no vas a saver quien soy pero si sabes tu sabes quien soy represento al contacto que te vomita.esto seguira.........

Prado dijo...

no se es blogger, sin un detractor. Felicidades.

Ruy Guka dijo...

jajaja, chido, un detractor que confunde la b con la v. Me hubiera gustado más alguien que por lo menos haya terminado la secundaria.

LUZ ENCO dijo...

Ah huevo!
Para ser detractor se necesita tener cierto nivel.

Prado dijo...

me surge una duda Ruy, ya no sigues atacando chichis y nalgas? porque esa profesión suena duradera

La Neta dijo...

hasta que alguien se aventó a decir una verdadera sopacatastrófica

Emmiux! dijo...

... y más ... No te preocupes alguien que escribe peor que uno, nunca sera un enemigo...Por lo menos en el mundo del blog...¿Lo escribiste tú con el efecto de algún psicotropico?