miércoles, abril 18, 2007

El baño maldito

Leyó el post que publicó ayer y se acordó de su perro:
Ruy preparó una cubeta llena de agua y llamaba a su perro que se escabullía por donde podía. Sabía que se imaginaba la intención que Ruy tenía con esa agua. Se orinó del miedo. Pinche chillón, igualito a su dueño. Pensó Ruy tratando de convencerlo de que lo siguiera al patíbulo de un metro cuadrado, la zotehuela.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

YA CAMBIASTE DE TEMATICA YA NO HABLAS DE TUS TRAUMAS O DESEOS.

AHORA SOLO PONLE CONTENIDO A LO QUE ESCRIBES

RODRIGO

la magia del mago chiquito dijo...

wey, deja de educar a oko para ser como tu, coyon

Anónimo dijo...

La comicidad estaba en ver que tanto Oko como Ruy estaban igualmente mojados.
Luzenco