martes, agosto 31, 2010

Notición

Me pasó que ayer me contrataron para trabajar como profe de espaňol en una prepa en Praga. Empiezo el próximo lunes. Tendré cuatro grupos de entre doce y quince adolescentes checos y checas. La escuela es una prepa pública y se supone que es conocida porque ahí les gusta hacer mucho deporte y de ahí han salido algunas figuras olímpicas checas, unas dos o tres, entre otras figuras en ámbitos distintos como política y arte. Creo que va a estar chingón porque quieren que sólo hable con ellos y que no les enseňe nada de gramática.
Una de las maestras de espaňol me paseó por la escuela y me dijo que en espaňol deja que sus alumnos le hablen de tú, pero en checo no, ahí me tienen que hablar de usted, me dijo. O luego me contó que cuando entra al salón, los alumnos tienen que levantarse y saludar con un bueeenas taaardes, maestra, o seňora maestra como dicen literalmente los checos provincianos de hueva. Ju ju ju, qué huevis, pero bueno, va a estar cagadón el asunto.
Ah, me caga Praga.

También seguiré chambeando de mesero y barman en Las Adelitas donde estoy forjando una amistad bien chida con uno de los dueňos del restaurante que se llama Pato, tiene tan sólo veintisiete aňos y es bien a toda madre, además de que es sobrino nieto directo de Jorge Ibargüengoitia, qué chingón. El restaurante está adquiriendo mucha fama en Praga porque ha estado saliendo en varias revistas y periódicos, hasta en la tele.
Ah, Praga me caga.

2 comentarios:

Rodolfo von Roque Perez dijo...

Hola Ruy, Soy Rodolfo Foffani Stronchek. Tu mama me alquilo una habitacion en 2009. A mi tampoco me gusta Praga. Ahora trabajo en Projecto de Agriturismo www.conderudolf.com.ar

Ruy Guka dijo...

Chido, Rodolfo. Saludos.