jueves, julio 19, 2007

Vellos bellos dejados crecer

Me metí en la mente de Ruy Guka. ¿Quieren saber lo que le escuché pensar?
-¡¡Sí, qué!! -gritaron unos niños sonriendo y chapoteando en una alberca baja con el agua verde, había peces rojos y blancos nadando entre ellos.
Que nunca había visto la ciudad tan limpia. Los charcos en la calle y banqueta son increíblemente transparentes. Eso fue lo que rebotaba entre las paredes invisibles de su mente.
-¡¡Ooooooh!! -expresaron los niños mientras tomaban un sandwich, de una charola floreada, que les trajo a la psiscina una mujer desnuda, muy peluda de las axilas.
Ya niños, dejen de verle los pelos a doña Magdalena. Y cállense para que Ruy Guka pueda concentrarse en todo este asunto.
-............. -los niños se callaron.

7 comentarios:

Abominable Mario Flores dijo...

Ya te perdimos, Ruycito.

Luis Mirkovich dijo...

corre a mi blog, hay una invitacion para ti. espero puedas asistir

ManuelKawamaS dijo...

no se porke tuve un destello de mi infancia mientras leia tu post- en fin, ojala pases a mi blog pronto- saludos

Luis Mirkovich dijo...

Este mensaje en respuesta al evento en mi escuela:
Ya ni modo,posiblemente para finales de este año en el mismo lugar organice otro evento de este tipo debido al éxito que tuvimos. Y claro, esperen el próximo post que les contaré cómo estuvo todo.Además de que te seguiré invitando.

En cuanto a tu post:
Tiene algo extraño lo escrito aqui,cuando lo lei, al igual que manuelkawamas,mi infancia hizo acto de presencia

sirako dijo...

define eso de "pelos" por favor.

ya posteale ya posteale dijo...

ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale ya posteale

Silencio dijo...

Creo, que por eso no es bueno entrar a la cabeza de nadie, ni contarlo, si te sacan de lugar con gritos, pues te quedas, así como dice Mario Flores.

Saludos