miércoles, junio 21, 2006

¡Ah, jijos!

Me comí un ácido un veinticinco de diciembre en la mañana. Y la noche anterior la pasamos en un pueblo en las lejanías del df. Se llamaba algo de coco. Dos amigos, una californiana y yo la pasamos ahí porque había conocido a un grupo de universitarios gringos de Michigan por medio de la escuela a la que me inscribí hace cinco años.
Había ido de excursión a Teotihuacan, lo organizó una maestra de inglés para que pudiéramos practicar nuestro pésimo inglés con esa banda de Michigan. Había visto a una mujercita bonita y con un culo precioso. No le hice mucho caso porque ella no me lo hizo para nada. Así que me mantuve en el bar del hotel de la zona con un güey con el que casi no platiqué. Al final del programa excursionista los michiguineses nos invitaron a pasar con ellos el veinticuatro en aquel pueblo del que no recuerdo su nombre. Prometí o amenacé que iría junto con la música y la droga. Sí, sí. Me dijeron.
Llegamos al pueblo en el auto de Omar, el avispón, uno viejo y verde, con todo el equipo de Mario, que lo usaba para trabajar como dj. Mario llevaba consigo a una californiana que le hacía jetas a los universitarios de Michigan. Omar llevó los ácidos y la mota. Ahí había alcohol y mujeres.
Sonaba maravilloso, pero precisamente esas gringuitas universitarias no eran de la onda sexual y alcohólica como las que salen en la televisión por cable. Una lástima. Hubo un grupo de rock y la música puesta de Mario. Casi no nos pelaron. Mario estaba ácido, bebiendo de una botella de vino y cotorreando con unos chavos del pueblo y el dueño de la casa mientras manejaba el armatoste. Omar bailaba y se mantenía cerca de la californiana que se supone acompañaba a Mario. Yo me ponía cada vez más borracho persiguiendo a las gringuitas que no me pelaban. Aunque debo decir que la que me había gustado en la excursión, la bonita con el culo precioso, creo que le llamé la atención porque en algún momento se sentó conmigo a platicar. No pude mantener una plática decente: balbuceaba un inglés horrible y ella no sabía español. Nice to meet you. Good night. Me dijo. Sí, que duermas bien. Creo que le respondí. Me puse triste, duré un rato despierto y luego me metí en mi bolsa de dormir. Ni modo.
Nos alistamos para irnos como a las ocho de la mañana. Mario estaba tirado en la banqueta de enfrente de la casa moviendo los brazos hacia arriba y riendo solo. Omar y yo nos comimos un ácido cada uno. La californiana creo que no se metió nada. Con todas las cosas en el avispón nos fuimos a tres ríos.
Nos metimos al bosque y nos tiramos al piso. Hubo todavía medio ácido para cada quien. Reímos. La luz me parecía más agradable de lo normal. Es más, la luz y los colores que me dejaba ver en las plantas me parecía hermoso. La chava se mantuvo metida en su bolsa de dormir, una bien chingona, ligera, delgada y que se guardaba en una bolsa del tamaño de un calcetín; calentaba excelentemente bien; estaba tapada por completo.
Así estábamos hasta que ella salió de su guarida friqueándonos, tenía la piel de color verde. Dijo que nos vayamos. Chale, le dijimos. Se veía muy mal, así que salimos del bosque y nos metimos en un puesto a comer sopa de hongos. Buenísima. Ella iba recuperando su color.
Salimos a la carretera escuchando al señor coconut a todo volumen yendo por el carril de alta a cincuenta kilómetros por hora. Un señor pasó junto a nosotros gritándonos cosas. Fue bello observar ácidamente la carretera mientras el sol se disponía con lentitud a esconderse, la música y todos callados. Llegamos a casa de Mario que vivía en la San Rafael. Las calles estaban desiertas. Bebimos otro rato. Nos quejamos de las gringuitas o más bien yo fui el que me quejé, frustrado.
Cayó la noche y me fui al cine. Llegué al Cinemark del CNA. ¿De la San Rafael al CNA? Sí, es que ahí hay un jardín enorme en el que se puede darse uno unos toques tranquilamente. Lo hice. Entré al edificio todavía con influencia del ácido, los párpados levantados sobradamente. La gente me miraba o eso creí. Pude verme en mi reflejo frente a una puerta de cristal y me di cuenta de que tenía ramitas en el pelo, tenía manchas de tierra en la cara, en la ropa y la parte baja de mis pantalones estaba sucísima, de color verde y café. Uta, con razón, pensé. Y ya sabiendo el porqué de las miradas sonreía y levantaba las cejas. Incluso recuerdo que una señora hasta levantó a su hijita para alejarla de mi cercanía.
Entré a ver "Lucía y el sexo" y chale, me dieron ganas de irme a Madrid. Había muchas señoras dentro de la sala llena. Cuando se dejó ver la erección del pene enorme del buzo que se encuentra Lucía en el lodo, una señora, atrasito de mí, dijo en voz alta "¡ah, jijos!" y toda la sala se rió.

10 comentarios:

Abominable Mario Flores dijo...

Ja!

Yo siempre me pregunté que hacías todo el día. Ahora veo que te mantenías ocupado.

S.K. dijo...

Cuando me contaste sobre esa excursión, me la imaginé mucho más dramática. Qué necedad de envenenar tu hígado, dice tu mamá.

El chile de Sardina dijo...

¿Verdad que quieres a la Sardina? exprésale tu cariño en su nuevo blog!!!
Córrele amiguis!!!, nos vamos a reír máaaas que nunca, eso júralo!!!

YO SOY EL QUE YO SOY dijo...

Qué tipo de ácido era? El LCD tiene maravillosas aplicaciones. Yo tengo la sinestesia atorada desde chiquillo, se me mezclan las experiencias sensoriales y se supone que a través del ácido lisérgico se pueden alcanzar estos estados sinestésicos de manera artificial, tons quiero investigar

YO SOY EL QUE YO SOY dijo...

ouch, no puedo creer que escribí LCD, cre que me refería a los compact disc lisérgicos. Lyserg Säure-Diäthylamid 25, perdón perdoon

Super E! & Bestia! dijo...

Ay ... que linda aventura!

Anónimo dijo...

Guaooo!
Eres un verdadero hombrazo que sabe de la vida. Orgullosos han de estar tus padres. Brillante futuro el que te espera. Fabuloso ejemplo le das a los menores.

Anónimo dijo...

What a great site Cruise europe tour travel vacation Badboy asians Percocet vicodin pregnancy http://www.bigblackdicks.info/Cumshots_mpg_asian_chat.html Farmer insurance complaint defination fico credit score Awning buy isabella Mature 30

Anónimo dijo...

Best regards from NY! antivirus software Long femdom movies business credit report vitamins fax machines service internet fax Baltimore travel discount packages Text messaging cell phones home mortgages flowers

Anónimo dijo...

que pendejo eres..cabron mequetrefe..ijo de puta...
pinche paria..parasito...
antisocial...enfermo mental..dependiente de mierda..
neofito animal....
aprende a escribir...no seas
irresponsable...pendejo...te tuviera enfrente te romperia tu madre,,pinche escuincle baboso...seudohippie cabron..
por mierdas como tu mexico vale pa pura verga.....
mejor metete el dedo en el ano..y huelelo pa k veas lo mierda que eres...